Sitges 2023 – Último día: el palmarés y mis quejas


Categoría: cine Publicado el: 17 octubre, 2023
Por:

E aquí el final de la edición 56 del Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya. Hoy, aunque se proyectan aún films, varios de los cuales no he visualizado y otros muchos que nunca veré, se presentan los premios de este año. Estos incluyen tanto los de la sección oficial a competición, como las menciones especiales y premios varios del público y las secciones del propio festival. En este 2023, se han repartido bastante los premios y no hay ningún título que acumule una gran cantidad de ellos, aunque sí hay algunos con muchas nominaciones.

El gran premio, al de la mejor película, ha sido para Cuando acecha la maldad. Ya di mi humilde opinión sobre esta historia donde los “embichados” te ponen los pelos de punta. También ha recibido el Premio Blood Window a la mejor película. Entraré en más detalles en futuros escritos, pero tengo claro que es un premio merecido. XX consigue con su propuesta ponerte en tensión todo el rato, sin casi darte tiempo para respirar. Y eso es lo más perturbador de Cuando acecha la maldad, la persecución que te hace la propia película, donde te ves buscando momentos tranquilos donde recuperarte y ella te vuelve a impactar en la siguiente escena.

El Premio especial del Jurado de la Sección Oficial Fantàstic se lo ha llevado Stopmotion y Vermin: la plaga. Poco puedo decir de la primera sin haberla visto, pero de la segunda sí. No veo en qué punto este premio no debería estar en manos de Late Night  with the devil, o incluso en Sleep. Hay detalles sobre el terror de Vermin que se pueden tomar muy en serio en función de los terrores de quien la ve, pero esto no influye del mismo modo con las otras dos. Había mejores opciones.

Es cierto que Late Night  with the devil se ha llevado el premio al Mejor guion de la SOFC, pero esto no valida la pérdida del otro. De hecho, da más mérito a la película, pues no solo deja claro que el guion es sublime, sino que sumado a la fractura técnica y al apartado visual muy bien decidido y ejecutado, redondean la película, haciéndola más interesante y única que la otra. También apoyo personalmente la mención especial a Riddle of fire por todo el esfuerzo que hace por traernos una aventura simpática, demasiado edulcorada para mí, pero fantástica y atractiva. Y el premio a los Mejores efectos especiales, visuales o de maquillaje de la SOFC para El reino animal, resultado más que esperado.

Otra película que se ha llevado dos premios es Vincent debe morir. El de mejor actor masculino para Karim Leklou y Premio Citizen Kane para el mejor director revelación para Stéphan Castang. El premio al director está más que justificado. La final línea entre el humor y la crudeza de las imágenes no puede pasar desapercibida y este premio lo acredita. Sin embargo, el premio al actor no veo en qué momento se lo merece. Hay casos más claros, como Víctor Clavijo en La espera entre otros, donde el trabajo actoral es indiscutiblemente superior.

Por último, quiero objetar directamente contra el Premio del Público Focus Asia para Fuerza bruta: sin salida. Esta entrega, si bien la película es buena y eso requiere su atención y que le dediquemos su tiempo, The Childe le roba todo mi aprecio. La actuación de Kim Seon-ho es claramente superior a la de Ma Dong-seok y el guion le da mil vueltas. No sé quién ha decidido dar este premio, pero está claro que se ha visto las otras propuestas.

En fin, un palmarés lleno de aciertos, pero sin películas que claramente merecían su premio. Que casos como The Childe, Poor things o Apéndice no tengan ni una triste mención dejan claro que el jurado va a otra cosa y que no están en todo. Para los fans de solo mirar las premiadas, esto les pasará factura.

Por