Día 7 en Sitges 2022: pura acción


Categoría: cine Publicado el: 13 octubre, 2022
Por:

Después de una jornada agotadora, este día debía ser forzosamente más clamado. Despertado pasado ya el mediodía, subo la calle camino al Auditori donde me esperan más de dos horas de sangre y acción.

Project wolf hunting se presenta como una posible candidata a mejor película de Sitges. Con escenas llenas de sangre (se han gastado 2.5 toneladas de sangre falsa en esta película) y cuerpos mutilados saltando por los aires, la fiesta está servida. El director Kim Hong-sun nos propone acompañar un equipo de policías en el traslado por alta mar de un grupo de presos peligrosos en un viejo carguero. Cuando la situación se descontrola, y empiezan las muertes, un nuevo problema se presenta en el barco y la vida de todos sus pasajeros corre un grave peligro.

Tras tanta sangre y vísceras, vuelvo al cine para ver The roundup, la secuela de The outlaws presentada en 2017. Con Ma Dong seok en el papel principal, uno solo puede esperar ostias y más ostias en un frenesí de acción alocada. La película no defrauda y, siempre acompañada de humor, nos cuenta la historia policial de la caza de un asesino internacional de los más crueles. El detalle en los combates es notable y los efectos de sonidos añadidos en los golpes hacen de cada pelea un espectáculo vibrante.

Cierro por hoy con Something in the dirt de Aaron Moorhead y Justin Benson. Dos vecinos  recientes descubren por casualidad un efecto sobrenatural que sucede en el nuevo apartamento de uno de ellos. Con la investigación estrecharán lazos y su amistad se pondrá a prueba a cada nuevo descubrimiento. Todo ello contado como un falso documental donde lo que vemos es la recreación dramatizada de los hechos. Aunque pueda parecer una premisa interesante, la ejecución es horrible. La película se pasa de pretenciosa y alternativa y se olvida por completo de dar respuesta a nada sobre la investigación. Las diferencias entre los protagonistas terminan dándose por motivos que carecen de peso argumental y se vuelve todo una huida hacia delante intentando que nos olvidemos de que iba la película.

Con esta decepción vuelvo a casa a esperar más sorpresas en las salas en la que es ya la recta final de este Festival de cine de Sitges 2022.

Por