Crítica de Misterio en Venecia


Categoría: cine Publicado el: 5 octubre, 2023
Por:

Tercera aventura del carismático detective Hércules Poirot dirigida y protagonizada nuevamente por Kenneth Branagh. Después de Asesinato en el Orient Express y de Muerte en el Nilo, Misterio en Venecia es quizás la entrega más más contenida en cuanto a exuberancia de los paisajes, pero no por ello el escenario dónde se desarrolla la historia es menos efectivo, ese caserío lúgubre de Venecia dónde transcurre gran parte de la acción logra transmitir mal rollo y crear una atmósfera turbulenta, y más sobre todo teniendo en cuenta el curioso y beneficioso giro hacía el cine de terror que Branagh imprime al film. Y quizás en ese aspecto reside la principal diferencia con las dos anteriores entregas, ya que aquí se nos hará dudar en varios ocasiones si lo que esta sucediendo tiene su origen en una mente criminal, o por lo contrario es fruto de sucesos paranormales e inexplicables, algo, que también hará que Poirot se replantee sus principios según el avance de la trama y el devenir de los distintos protagonistas que pueblan la película.

Y es que como viene siendo habitual en esta ya y hasta el momento trilogía, Branagh se rodea de un reparto variado y de primer nivel, no cabe duda de que él es el protagonista, y sobre el que recae el peso de la trama, y como tal su personaje es el que se ve sometido a una mayor evolución y desconstrucción. Ahora que Kenneth Branagh ya conoce a Poirot es cuando más se nota en pantalla lo que disfruta interpretándolo y dándole vida, y eso es algo perceptible y que tan solo con ello ya levanta el conjunto. Pero el resto del reparto se mantienen a su altura, y sus interpretaciones están bastante bien, entre ellos y sin entrar en demasiados detalles que podrían suponer spoilers encontraremos a actores como Michelle Yeoh dandó vida a una médium, Jamie Dornan interpretando a un doctor, Tina Fey como una íntima y cercana amiga de Poirot, Jude Hill como el hijo de el doctor, Kyle Allen, Camille Cottin y Ali Khan entre otros.

 Basada en la obra “Las manzanas” “Hallowe’en Party” de Agatha ChristieLa aquí presente es una adaptación bastante libre de aquella obra, de la cual coge las bases para recrearla y evolucionarla hacía su propia identidad, cambiando y modificando algunas partes de la obra para adaptarla cinematográficamente.

La historia comienza cuando un Poirot ya jubilado es reclamado por una amiga suya para ser su acompañante en una sesión de espiritismo, pero cuando durante la misma se produce una misteriosa y violenta muerte el olfato y habilidades detectivescas de Poirot saldrán nuevamente a la luz para ser puestas a prueba. A partir de aquí se desarrolla una historia dónde los giros y sorpresas ya típicos de esta saga estarán presentes y dónde nada se puede dar por sentado ni por seguro, consiguiéndose de esta manera hacer participes continuos a los espectadores y haciendo que el interés por lo que ocurre este siempre presente, resultando de esta manera en un entretenimiento de lo más ámeno.

Técnicamente la película es de sobresaliente, esa Venecia postguerra es recreada con todo lujo de detalles. Además el vestuario de época junto a los decorados ayudan a la inmersión. La exquisita y elegante fotografía de Haris Zambarloukos ayuda también mucho a ello. Aunque una vez entrados en el caserío se vuelve más oscura y lúgubre, lo necesario para una producción cuyos giros están orientados hacía el terror, pero con el plus de no apartar la elegancia implícita de la época recreada.

La música de Hildur Guðnadóttir resulta efectiva y contundente.

En definitiva, la película no solo mantiene el nivel de sus predecesoras, si no que también lo supera en algunos aspectos, dando como resultado un producto sólido y bien construido, y que sin apartar su principal misión, que es entretener, sabe resultar inteligente, algo que normalmente escasea en pantalla.

Lo mejor: Kenneth Branagh esta enorme como Poirot. El reparto y las actuaciones es de lujo. La historia es entretenida y convincente. Su inteligente giro hacia el cine de terror.

Lo peor: Quizás su duración algo mas breve que las anteriores, a mi se me ha pasado en un suspiro.

Por todo ello mi nota final para esta película es de un 8 sobre 10. Espero y deseo que Branagh se ánime a continuar con más entregas de las aventuras de este Poirot.

Por