She-hulk (Ep. 8): Y vino Daredevil a salvar el día


Categoría: Disney Plus Publicado el: 7 octubre, 2022
Por:

Llegó un nuevo jueves y con él, la cita semanal con la abogada esmeralda. Después de episodios y episodios de tediosa nada y de guiones vacíos y absurdos, llegamos al capítulo 8 donde parece que por fin saben cómo terminar la temporada, y espero que la serie también. Realmente no es que hayan encontrado  finalmente el tono o un punto sobre el que desarrollar la trama, simplemente, ha sido esta la penúltima entrega, han aprovechado para hacer una historia la suficientemente larga, rellenándola de escenas  intrascendentes para que dure hasta la semana que viene.

Volvemos a tener dos tramas, el típico caso episódico de abogados y otra con más acción en un tono superheroico, que en este caso sí están vinculadas entre sí. En los tribunales, Jenn conoce a Matt Murdock y en las calles, como Hulka, se enfrenta a Daredevil. En cuestión de minutos, la heroína verde descubre el secreto del abogado de Nueva York y decide ayudarle a atrapar al delincuente.  Una secuencia de eventos demasiado atropellada que hace perder la tensión del enfrentamiento, volviendo toda la escena en otra más del montón de “Hulka vuelve a ganar en dos minutos y sin esfuerzo”.

Daredevil vuelve a ser interpretado por Charlie Cox como ya lo pudimos ver le Spiderman: No way home. Junto con Vincent D’Onofrio en el papel de Kingpin, ya son dos los personajes rescatados tal y como los pudimos disfrutar en la serie de Netflix Daredevil. Todo un acierto por parte de Marvel Studios el recuperar tan íntegramente como les sea posible los elementos de la única serie marvel que realmente tuvo un éxito relevante e integrarlos en el UCM.

El capítulo termina con una situación forzada donde Hulka pierde los papeles y que hará de gancho para el fin de la serie. Este final que no hace justicia al resto del episodio, donde por fin empezábamos a ver un atisbo de desarrollo en la protagonista, obviamente impulsado por el defensor de Hell’s Kitchen. Una química algo forzada entre ellos, pero que en líneas generales dejaba buen sabor de boca.

Solo nos queda esperar que el próximo capítulo no baje el nivel que estos dos últimos han conseguido aportar a la historia. Un sprint final que dudo que sea capaz de cambiar la etiqueta de prescindible que lleva colgada la serie, por mucho que este nos sorprenda.

Por