She-hulk (Ep. 7): Al fin se empieza a ver el final


Categoría: Disney Publicado el: 29 septiembre, 2022
Por:

Por fin empieza el tramo final de esta serie que, desde hace capítulos, divaga sin rumbo fijo entre escenas con un humor lamentable y tramas insípidas que no llevan a nada. En este episodio, por primera vez, tenemos una historia mínimamente seria donde se trata superficialmente las dificultades que padece Jennifer Walters por tener el poder que tiene. Un primer, y todo apunta que último, vistazo a los sentimientos del personaje más plano que hay en todo el UCM.

El capítulo trata la relación entre Jenn y el Josh, un chico que conoció en la boda de la semana pasada, como este le hace ghosting y como ella supera la pérdida. Aunque todo el tiempo se pivota sobre esta historia de amor fallida, ciertamente el episodio no trata de eso y se termina centrando en mostrar la parte más humana de Hulka. Una visión a sus traumas más profundos y al miedo a ser menospreciada socialmente. Cerrando el episodio con un claro mensaje de aceptación a uno mismo.

Realmente, por primera vez en la serie, se puede ver la idea tras la trama y el mensaje que se quiere transmitir. Después de seis semanas de historias cortas, sueltas y vacías, parece que se han tomado las riendas de este guion desbocado y se va a llegar a alguna parte con él. Pero aún así, el tono de la serie sigue fallando en todo momento y llena sus escenas de humor cutre que desentonan cuando la historia necesita ponerse seria. Y ni este episodio ha sido una excepción a esto.

Dos ejemplos claros de esta falta de cohesión los encontramos en las escenas de las citas entre Jenn y Josh y en la de la sesión grupal en el retiro espiritual. La primera se trata de un irreal e infantil resumen, donde se nos muestra una sucesión de citas perfectas en las que la actitud de la abogada se parece a la de una colegiala de instituto, para terminar teniendo un peso dramático importante que no casa con lo mostrado. En la segunda, Hulka se abre desvelando sus miedos frente a un grupo cómico, que da más pena que risa, de personajes secundarios que Marvel va desempolvando de sus cómics viejos. Otro contraste que resta peso a la supuesta seriedad de la escena.

Poco a poco, She-Hulk: Attorney at Law va llegando a su fin, pero sigue sin encontrar su identidad. Semana tras semana, se mantiene en la fina línea entre una sitcom de segunda y una mala serie de humor a la que solo le faltan risas enlatadas. Aún con la mejora clara que ha supuesto este séptimo episodio frente al resto, sigue siendo fallando en conceptos básicos de guion y construcción de personajes. Una serie totalmente prescindible e irrelevante a la que solo le faltan dos clavos en el ataúd.

Por