Critica 42 Segundos: Un equipo unido superando las dificultades


Categoría: Criticas Publicado el: 29 agosto, 2022
Por:

La unión hace la fuerza

Las películas deportivas están llenas de superación, motivación, liderazgo, emoción o sentimiento como ya vimos en “Garra”, “El Metodo Williams”, “American Underdog” o “Rush”, el viernes llega la última película de Dani de la Orden y Alex Murrull “42 Segundos” sobre el equipo español de waterpolo en las Olimpiadas de Barcelona 92

A pocos meses de los Juegos Olímpicos de Barcelona ‘92, la selección española de waterpolo tiene todos los números para pasar sin pena ni gloria. No están preparados y necesitan un golpe de efecto si no quieren hacer el ridículo jugando en su propia casa. Ese golpe de efecto llega rápido en forma de nuevo entrenador con fama de duro y técnicas de trabajo más que cuestionables. Por si fuera poco, la selección cuenta con dos líderes enfrentados por su manera de entender este deporte: Manel Estiarte y Pedro García Aguado. Pero gracias a un esfuerzo sobrehumano, al trabajo en equipo y al apoyo de todo un país, demostrarán al mundo entero que se puede llegar más allá de donde nunca imaginaron.

Una película llena de liderazgo, motivación e ilusión porque no solo se juega para ganar, sino también para divertirse.

El filme trata sobre el esfuerzo y entrenamiento de la selección española de waterpolo y todo lo que tuvieron que sufrir para convertirse en el equipo que unió a España en las olimpiadas del 92 a favor del waterpolo, donde descubriremos que es un deporte lleno de retos, de sacrificio y de competitividad, en este caso el waterpolo ha sido un pretexto para contar una historia universal.

42 segundos tiene dos partes muy diferenciadas, donde hay que tomar decisiones difíciles para ganar, empezando por un entrenador que ponga a tono a un equipo desganado y perdido y partir de ahí comienza una travesía por convertir a estos jóvenes atletas en campeones con un entrenamiento al puro estilo Rocky, porque no quiere que sean ni lo mas fuertes, ni los mas hábiles, pero si los que mejor cabeza tienen y eso se consigue siendo un equipo y yendo todos a una por un objetivo común, es decir, con un poder de superación, compromiso y motivación como jamás se ha visto.

Por otro lado, la segunda parte ya se centra en los partidos que la selección disputo en los Juegos Olimpicos y toda la unión que Manel Estiarte como capitán consigue con madurez, confianza y fuerza para no rendirse y superar las dificultades cueste lo que cueste.

Y es que si algo tienen los JJOO es que te enganchan a deportes de los que el resto del tiempo sabes poco, o nada. Algo que empieza siendo una distracción durante una tarde de verano, te acaba implicando y emocionando como espectador. Por unas horas, compartes el destino con ese grupo de deportistas y vives con ellos la emoción de la competición olímpica. Y en el caso de la selección de waterpolo española en Barcelona 92’, esto sucedió de manera exponencial.

Alex Murrull y Dani de la Orden, este ultimo está de moda actualmente porque esta semana a parte de estrenar esta película, también estrena El Test , acostumbrados a la comedia, en esta ocasión cambia de registro con un drama basado en hechos reales con una historia llena de emoción, sentimiento, esfuerzo y superación que consigue empatizar con el espectador gracias a la interpretación de sus protagonistas y haciéndote ver que aunque las cosas vayan mal, siempre hay esperanza y unidos luchando por lo mismo se consiguen los objetivos, aunque todos sabemos como acabo la historia, hay que reconocer que cuatro años mas tarde en Atlanta 96 consiguieron el ansiado oro que con tanto ímpetu lucharon en Barcelona 92.

Otro de los aspectos importantes dentro de la película es la fotografía no solo de los entrenamientos y los partidos de waterpolo, sino también como a través de las imágenes de archivo han recreado lo que fueron aquellos juegos olímpicos de Barcelona 92, pero también usando imágenes de archivo que te hacen sentir como si viajaras en el tiempo y estuvieras allí.

A nivel interpretativo hay que destacar a Jaime Lorente (Pedro Garcia Aguado) y Álvaro Cervantes (Manel Estiarte) los cuales son los lideres de un equipo de leyenda que hizo historia en los Juegos Olimpicos, su relación de primeras no fue la que luego vemos porque eran tan diferentes que ambos querían ser el líder y demostrar su valía dentro y fuera de la piscina, pero Manel Estiarte (Alvaro Cervantes) consigue ser el capitán y demostrar que los sueños se cumplen si te esfuerzas y pones ganas, ya que las victorias se consiguen siendo un equipo y ambos aparcan sus diferencias para demostrar a España que su equipo de waterpolo podía ser la mejor del mundo. Dos interpretaciones bestiales y que si nadie lo remedia tendrán su nominación al Goya.

Otra parte importante de la historia es TariK Filipovic como el entrenador Dragan Matutinovic y que gracias a su entrenamiento y a poner al limite a sus jugadores consiguió convertir a estas jóvenes promesas del waterpolo, en auténticos gladiadores de la piscina y hacer un equipo campeón, cuando nadie daba un duro por ellos antes de los juegos, y con sacrificio y lucha fueron consiguiendo superar todas las dificultades, para luego morir en la orilla, aunque en los siguientes JJOO consiguieron el ansiado sueño que el palo les arrebato en Barcelona.

En definitiva, 42 Segundos es la historia de superación, sacrificio y lucha de la selección española de waterpolo antes y durante los JJOO de Barcelona 92, con un Jaime Lorente y Álvaro Cervantes bestiales y dando a conocer al espectador la historia de como unos gladiadores se convirtieron en leyenda.

Lo Mejor: la interpretación y química de Lorente y Cervantes, la fotografía, la historia y los mensajes de superación y lucha que demuestra la película

Lo peor: los típicos clichés de las películas de deportes, que no se hable de waterpolo a partir de ahora gracias a la película

Nota: 8’5

A continuación os dejamos con el tráiler de la película que llega este viernes a los cines

Por